¿Qué es la ósmosis?

La ósmosis es un fenómeno físico-químico de difusión pasiva que implica un movimiento neto de agua a través de una membrana selectivamente permeable que limita dos compartimentos, es provocado por la diferencia de concentración (gradiente) de una solución acuosa entre ambos compartimentos. La ósmosis es un fenómeno biológico importante para la fisiología celular de los seres vivos.

¿En que consiste el proceso de ósmosis inversa?

El proceso de la ósmosis inversa utiliza una membrana semipermeable para separar y para quitar los sólidos disueltos, los orgánicos, los pirogénicos, la materia coloidal submicro organismos, virus y bacterias del agua. El proceso se llama ósmosis “reversa” cuando se requiere la presión para forzar el agua pura a través de una membrana provocando que las impurezas salgan detrás. La ósmosis reversa es capaz de quitar 95%-99% de los sólidos disueltos totales (TDS) y el 99% de todas las bacterias, de esta manera se proporciona agua segura, pura.

En proceso de la ósmosis inversa el agua es forzada a cruzar una membrana para dejar las impurezas atras. La permeabilidad de la membrana puede ser tan pequeña que prácticamente todas las impurezas, moléculas de la sal, bacterias y los virus son separados del agua.

Principio de la Ósmosis Inversa

El solvente (no el soluto) pasa espontáneamente de una solución menos concentrada a otra más concentrada a través de una membrana semi-permeable. Entre ambas soluciones existe una diferencia de energía originada en la diferencia de concentraciones. El solvente pasará en el sentido indicado hasta alcanzar el equilibrio. Si se agrega a la solución más concentrada energía en forma de presión, el flujo de solvente se detendrá cuando la presión aplicada sea igual a la presión osmótica aparente entre las dos soluciones. Esta presión osmótica aparente es una medida de la diferencia de energía potencial entre ambas soluciones. Si se aplica una presión mayor a la solución más concentrada, el solvente comenzará a fluir en el sentido inverso. Se trata de la ósmosis inversa. El flujo de solvente es una función de la presión aplicada de la presión osmótica aparente y del área de la membrana presurizada.

Beneficios de la ósmosis inversa

Entre los beneficios más importantes de la ósmosis inversa encontramos que:

  • Remueve hasta el 99% de los sólidos disueltos en el agua, ya sean orgánicos o inorgánicos
  • No requiere de un mantenimiento complicado debido a la simplicidad de su tecnología
  • Permite ahorrar energía ya que no necesita de cambio de fase.
  • Es capaz de remover microorganismos presentes en el agua.
  • El proceso se realiza de forma continua y en una sola etapa.
  • Ahorra espacio ya que es un proceso modular.

Aplicaciones de la ósmosis inversa

La ósmosis inversa puede aplicarse en un campo muy vasto y entre sus diversos usos podemos mencionar:

  • Abastecimiento de aguas para usos industriales y consumo de poblaciones.
  • Tratamiento de efluentes municipales e industriales para el control de la contaminación o recuperación de compuestos valiosos reutilizables.
  • Industria de la alimentación, para la concentración de alimentos (jugo de frutas, tomate, leche, etcétera).
  • Industria farmacéutica, para la separación de proteínas, eliminación de virus, en otros.
  • Industria cosmética
  • Agua de enjuagado electrónico, galvánico y industrias del vidrio
  • Soda y plantas de embotellamiento
  • Aguas de alimentación de caldera y sistemas de vapor
  • Hospitales y laboratorio
  • Medioambiente (Reciclaje)
  • Desalinización

La osmosis inversa es uno de los procesos de purificación de agua más utilizados

Los sistemas de osmosis inversa tienen muchas ventajas.

Son respetuosos con el medio ambiente, ya que no producen o utilizan productos químicos o nocivos durante su proceso.

Además, los sistemas de osmosis inversa requieren una cantidad mínima de energía.

El sabor del agua purificada es otra ventaja distinta. La osmosis inversa elimina los minerales disueltos y otros contaminantes que hacen que el agua huele desagradable, tenga mal gusto o presente colores inusuales.

Los sistemas de osmosis inversa son compactos, y ocupan un espacio menor que el que pueden ocupar otros sistemas de tratamiento del agua.

La mayoría de los sistemas de osmosis inversa son totalmente automatizados y están diseñados para la puesta en marcha y parada automática a través de bloqueos. Por lo tanto, las plantas de osmosis inversa, por lo general, requieren poca mano de obra.

Otra ventaja es que debido a su diseño modular, el mantenimiento es fácil.

El mantenimiento programado se puede realizar sin necesidad de cerrar la planta entera.

Su diseño modular también hace que la expansión de la planta sea una opción fácil.

Por no hablar de los beneficios para la salud, el proceso de osmosis inversa elimina las moléculas de sodio del agua, las moléculas grandes de sodio no pueden pasar a través de las membranas del sistema de filtrado de ósmosis inversa, por lo que beber agua de osmosis inversa proporciona beneficios a las personas con presión arterial alta o que sufren enfermedades hepáticas.

El agua tratada también puede resultar muy beneficiosa para los pacientes de cáncer, sobre todo durante la radioterapia o la quimioterapia, ya que durante ese proceso se debilita el sistema inmunitario. El agua no tratada puede contener microorganismos nocivos y diminutos gérmenes que pueden causar infecciones.