TDS ¿Qué es y por qué medirlo?

TDS son las siglas inglesas de "Total Dissolved Solids", en español, Total de Sólidos Disueltos

 

El Total de Sólidos Disueltos (TDS) es una medida de las sustancias orgánicas e inorgánicas, en forma molecular, ionizada o micro-granular, que contienen los líquidos, en nuestro caso, el agua. Para considerarse TDS, las sustancias deben ser lo suficientemente pequeñas como para pasar una criba o filtración del tamaño de dos micras.

 

Si las sustancias orgánicas e inorgánicas no pueden pasar una filtración de dos micras ni están indefinidamente suspendidas o disueltas, se llaman TSS (Total Suspended Solids o Total de Sólidos Suspendidos).

 

La medida TDS tiene como principal aplicación el estudio de la calidad del agua de los ríos, lagos y arroyos. Aunque el TDS no tiene la consideración de contaminante grave, es un indicador de las características del agua y de la presencia de contaminantes químicos, es decir, de la composición química y concentración en sales y otras del agua.


Escala TDS Agua Potable

¿Cómo medir el TDS?

Son dos los principales métodos de medición del TDS

Métodos de gravimetría

Consiste en evaporar el agua hasta dejar los residuos que pueden ser pesados. Suele ser el método más exacto, salvo que el agua analizada tenga un  TDS con una proporción elevada de elementos orgánicos con bajo punto de ebullición (ya que se evaporan).

Métodos de conductividad

Está relacionado con la concentración de los sólidos disueltos ionizados en el agua. Los iones del TDS del agua hacen que el agua pueda conducir una corriente de agua, que puede ser medida usando un lector de TDS o un conductímetro.

 

¿Para qué sirve medir el TDS del agua?

 

Analizar el TDS del agua tiene cantidad de aplicaciones, ya que permite:

  • Averiguar por qué el agua tiene mal sabor: elevados valores de TDS producen el sabor amargo, a metal o salado
  • Cuidar tu salud: un elevado TDS puede indicar la presencia de minerales tóxicos
  • Ajustar los filtros de la máquina de ósmosis: puedes comprobar si el agua de salida o agua osmotizada es agua baja en TDS; de no serlo, sería necesario un cambio de filtros y/o membrana (por ejemplo, es muy útil si rondan las fechas estimadas de duración de la membrana y de los filtros).
  • Comprobar que el agua del acuario se mantiene en los valores de TDS del agua originaria.
  • Analizar la dureza del agua: un elevado TDS indica dureza del agua
  • Mantener los cultivos: los vegetales necesitan agua con un bajo TDS
  • Realizar el mantenimiento de la piscina: elevados TDS propician la aparición de algas y otros.

Medidor de TDS